jueves, 8 de enero de 2009

Frank Zappa - Uncle Meat (1969).

El ingreso de nuevos músicos de mayor calidad hace que Zappa abandone las letras críticas y se dedique a hacer música cada vez más compleja. El resultado es otra triada de discos esenciales, en los que coquetea con la música contemporánea y el free jazz, dejando para la posteridad tres discos inimitables.La banda la formaba Arthur Tripa III a la batería, Roy Estrada al bajo, Lowell George a la guitarra (futuro fundador de Little Feat), Ray Collins a la voz, Ian Underwood a los vientos y teclados, Don Preston al piano, Jimmy Carl Black a la batería y trompeta, Punk Gardner a los vientos, James Motorhead Sherwood a los saxos y Zappa a la guitarra y voces.

Uncle Meat
Maravilloso y delicioso disco, clave en el universo zappaniano, se trata de un doble LP, prácticamente instrumental, centrado en sonidos de influencia del free jazz y con un trabajo portentoso tanto Zappa como de Lowell George, pero sobre todo de Ian Underwood y Punk Gardner a los vientos, sobre los que cae el peso de casi todas las composiciones. Es un disco realmente complicado, con multitud de ambientes, instrumental, con canciones muy cortas… pero con el tiempo se convierte en un álbum adictivo. Difícil señalar alguna canción, pero quizás sean ‘Uncle Meat’, ‘Dog Breath, In The Year Of The Plague’, ‘Mr. Green Genes’ y ‘The Uncle Meat Variations’ las más relevantes, y por supuesto la maravillosa ‘King Kong’, pieza clave en los directos de aquellos años, y uno de los temas más atractivos de Zappa. La edición en CD doble incluía más de 40 minutos hablados extraídos de la película.

Un científico perverso busca venganza después de ser despedido de una planta de misiles en el valle al cancelarse el contrato gubernamental. Utilizando equipo robado de la planta durante años (montado en un garaje Van Nuys abandonado) y algunas fórmulas de pociones místicas de un viejo libro, Uncle Meat y su esclavo mejicano, Bimbo, se preparan para dominar el universo con un ejército de monstruos mutantes. Un combo de rock & roll es raptado del Whisky à Go-Go. Disfrazados de groupies, Uncle Meat y Bimbo atraen a las confiadas víctimas a su garaje con el pretexto de darles una oportunidad de expandir sus consciencias. Llegan al garaje y les dan vasos de plástico llenos de Kool-Aid, que está drogado. Uncle Meat y Bimbo colocan a las víctimas en pequeñas carretas de mecánico de debajo de un viejo Nash en el rincón y cubren los cuerpos inertes con los posters psicodélicos que han usado para ocultar el equipo de laboratorio. Se preparan para administrar el suero. A cada víctima se le da un soplo con un nebulizador nasal. Uncle Meat (que nunca se preocupó realmente de Bimbo) lo coge por sorpresa, le agarra la cabeza y le aplica la unidad a la nariz. Bimbo se derrumba, inconsciente en el suelo. Uncle Meat le explica al público que cuando tire del interruptor de la pared, las mentes de sus víctimas serán completamente reprogramadas con los detalles de su plan maestro. Saca un rollo de cinta de computadora y lo coloca en la máquina. La cinta será reproducida directamente en el cerebro a través de un casco colocado en las víctimas. Cuando el proceso sea completado no sólo serán expandidas sus consciencias, además sus cerebros se agrandarán realmente. Aclara que el cráneo humano (un hueso duro) no deja en realidad mucho espacio para el tipo de crecimiento de tejido que las víctimas experimentarán, y que el cerebro agrandado se extenderá a través de la cavidad sinusal hasta las narices del grupo. Esta área ha sido suavizada con el spray nasal y se reformará a sí misma para acumular las células cerebrales extra. Tira del interruptor. Bajo los posters, las narices se ponen erectas. Uncle Meat explica además que los mutantes han sido equipados con un mecanismo de zumbido vocal destruye-mentes secreto. Los sonidos atacan el sistema glandular de la víctima, destruyendo su voluntad y forzando su cuerpo a estremecerse desesperadamente, mientras locas fantasías corren por su mente. Uncle Meat se bebe una poción que le hará inmortal. La pantalla se ilumina con un estereotipado destello de luz. El crujir de los posters se escucha fuera de pantalla... los mutantes se están levantando. Vemos las calles de una ciudad, (toma desde un ángulo alto) llenas de gente con ropa conservadora armando bullicio. De repente, una mujer grita, tira su bolso y apunta hacia el cielo. La gente se reúne alrededor de ella y mira hacia arriba para ver qué está pasando. Una sombra verdosa les cubre... están helados de terror. Vemos una toma en ángulo contrario desde su punto de vista... mirando hacia el horizonte de la ciudad. Imponentes sobre ellos, balanceándose titánicamente, chasqueando inmensos dedos con guantes blancos y moviendo los labios cantando su último éxito, Ruben & The Jets se preparan para destruir todo lo que fundamenta a la civilización contemporánea. La multitud está hipnotizada. Empiezan a retorcerse y estremecerse y amontonarse. Salen la luna y las estrellas. Descienden serpentinas de papel crepé de colores brillantes de los edificios de alrededor. Hombres y mujeres se abrazan unos a otros y comienzan a bailar en la calle (estilo romántico super-adolescente de 1950). Zoom hacia una pareja mientras bailan y se besan... se disuelve a traves de un cristal borroso a una secuencia de sueño de los drive-ins, fiestas make-out, institutos, la Guerra de Corea y el "I Like Ike" de 1950, entrecortado con los titánicos Ruben & The Jets: los hocicos-cerebro bamboleándose a cámara lenta. Cortado abruptamente con un gran primer plano de Uncle Meat hablándole directamente al público: "Ciertos sonidos a ciertas intensidades tienen efectos sorprendentes en plantas y vegetales. ¡Nunca me cogerán vivo! ¡Ja Ja Ja!" Su risa se funde en el eco mientras cambiamos a una noche estrellada en el desierto. Está tranquilo excepto por un pequeño viento ligero. Estamos viajando a través del baldío hacia una enorme presa hidro-eléctrica. El zumbido de la dinamo se incrementa conforme nos acercamos. Cruzamos sobre la propia presa y aparecemos aterrizando sobre una de las torres de alto voltaje cercanas. Una toma desde el nivel del suelo revela que un misterioso helicóptero camión de tacos Chevy del 39 blanco nevera ha venido a descansar en lo alto de la torre. La puerta se abre y una mano con guante blanco se extiende con unas tijeras gigantes. Cortan EL GRAN CABLE. Vuelan chispas por todos lados y el cable cae al suelo. La cámara se mueve a un G.P.P. del cable caliente mientras unos pasos vienen chirriando desde la oscuridad. Una mano nudosa alcanza el cable, lo levanta y lo arrastra lejos mientras la cámara sigue. El cable es arrastrado a bastante distancia hasta que finalmente el que arrastra el cable saca de su bolsillo una clavija eléctrica gigante lista para funcionar, la conecta al cable, y la mete en un enorme enchufe hembra incrustado en el suelo. El sol está empezando a salir. Retrocedemos para una vista más amplia. Parado sobre el cable y la gran clavija y el gran enchufe está Uncle Meat. En la distancia podemos ver al helicóptero camión de tacos despegar y flotar hacia él al amanecer. Sobre el hombro del conductor del helicóptero Chevy, a través del fragmentado parabrisas frontal, vemos a Uncle Meat, rodeado por un montón de grandes cables, todos enchufados en el suelo, algunos interruptores eléctricos gigantescos tipo ciencia-ficción por ahí cerca, y un cargamento de maceteros de vestíbulo de hotel con plantas de hojas verdes en ellos. Todo esto es colocado al borde del Gran Cañón. El helicóptero se instala en el nido de plantas. Uncle Meat irrumpe con un par de micrófonos en cortocircuito. Los coloca detrás de cada uno de los tubos de escape rizados del Chevy, y tira de un gran interruptor, convirtiendo el Gran Cañón en un gigantesco amplificador. Ruben acelera el motor y tapa los tubos. Uncle Meat salta al Chevy. El sonido de los tubos (amplificado como el rugido de un motor de cohete) hace que las plantas crezcan como Las Judías Mágicas, elevando al Chevy hacia el espacio exterior. Mientras los tallos suben como el rayo, grandes y grotescas vainas crecen bajo las hojas y caen al suelo cerca de los grandes interruptores y dentro del cañón.

Official Release #6
Originally Released: March 1969
Produced by: FZ

DISC 1
01. Uncle Meat: Main Title Theme 1:55
02. The Voice Of Cheese 0:26
03. Nine Types Of Industrial Pollution 6:00
04. Zolar Czakl 0:54
05. Dog Breath, In The Year Of The Plague 3:59
06. The Legend Of The Golden Arches 3:27
07. Louie Louie (At the Royal Albert Hall in London) (Berry) 2:18
08. The Dog Breath Variations 1:48
09. Sleeping In A Jar 0:50
10. Our Bizarre Relationship 1:05
11. The Uncle Meat Variations 4:46
12. Electric Aunt Jemima 1:46
13. Prelude To King Kong 3:38
14. God Bless America (Live at the Whisky A Go Go) (Berlin) 1:10
15. A Pound For A Brown On The Bus 1:29
16. Ian Underwood Whips It Out (Live on stage in Copenhagen) 5:05
17. Mr. Green Genes 3:14
18. We Can Shoot You 2:03
19. “If We'd All Been Living In California...” 1:14
20. The Air 2:5721. Project X 4:4822. Cruising For Burgers 2:18

DISC 2

01. Uncle Meat Film Excerpt Part I 37:34
02. Tengo Na Minchia Tanta 3:46
03. Uncle Meat Film Excerpt Part II 3:51
04. King Kong Itself (as played by the Mothers in a studio) 0:51
05. King Kong (its magnificence as interpreted by Dom DeWild) 1:19
06. King Kong (as Motorhead explains it) 1:45
07. King Kong (the Gardner Varieties) 6:17
08. King Kong (as played by 3 deranged Good Humor Trucks) 0:33
09. King Kong (live on a flat bed diesel in the middle of a race track at a Miami Pop Festival... the Underwood ramifications) 7:25

Parte 1 Parte 2

2 comentarios:

Galliano dijo...

Se cayó el link de la Parte 1. Y gracias por el blog, loco.

Alsophocus dijo...

Como Galliano dijo hace casi un año, el link de la parte 1 murio. Podrias actualizarlo?